Las bolsas de Bichat son un par de bolsas de tejido adiposo (grasa) que se encuentran a ambos lados de la cara, las cuales se subdividen en cuatro porciones. Durante la etapa de lactancia y la primera infancia, esta acumulación de grasa en la cara es útil para ciertas acciones como succionar, sin embargo conforme el ser humano crece, éstas pierden su función, la cual es reemplazada por los diversos músculos de la masticación y permanecen en nuestra cara únicamente como grasa estructural, lo que quiere decir que ayuda al soporte de otros tejidos.

Cabe mencionar que el tamaño de la bolsa de Bichat tiene poca correlación con el peso del/la paciente, esto significa que aún personas muy delgadas pueden tener una gran cantidad de grasa en esta porción de su cara.

En la adultez son responsables de dar la forma redondeada al contorno facial, lo cual puede causar que la persona tenga una apariencia más aniñada y con mejillas más llenas. Al retirar las bolsas de Bichat, se consigue una silueta facial más delgada y estilizada, reduciendo la prominencia de las mejillas y resaltando la luminosidad de los pómulos. Hombres y mujeres que desean adelgazar su cara y darle una apariencia menos infantil, pueden beneficiarse de este procedimiento.

La bichectomía es un procedimiento quirúrgico ambulatorio, en el cual se extrae la porción bucal (la más grande de las cuatro porciones) de estas bolsas. Se hace una incisión sobre la mucosa de los carrillos (parte interna de las mejillas) a nivel de la segunda muela (segundo molar) de aproximadamente 1 cm de longitud. A través de esta incisión, se extraen entre 3 y 5 ml de grasa de cada lado, dependiendo de cada paciente. 

Este procedimiento no requiere sutura ni deja ninguna cicatriz visible. La duración promedio es de 30 a 45 minutos y únicamente se requiere anestesia local, lo que hace que sea posible realizarlo en una sala de procedimientos, sin necesidad de entrar a quirófano.

¿QUÉ PUEDO ESPERAR UNA VEZ QUE ME REALIZO EL PROCEDIMIENTO?

La recuperación es muy llevadera. Una vez que se realiza el procedimiento el/la paciente puede volver a casa con indicaciones muy básicas, tales como evitar comer alimentos muy duros o que contengan semillas para evitar que éstas se acumulen a nivel de la incisión quirúrgica y puedan causar alguna infección. 

No se requiere reposo, sin embargo se recomienda evitar las actividades físicas extenuantes y la exposición directa al sol de 1 a 2 semanas. 

La recuperación no tiene por qué ser dolorosa, pero en caso de aparecer dolor, éste se controla con analgésicos previamente prescritos por el cirujano. 

¿CUÁNDO EMPEZARÉ A NOTAR LOS RESULTADOS?

La inflamación inicial disminuye en su mayoría en las primeras dos semanas, después de esto el adelgazamiento de la cara comienza a notarse de forma gradual, alcanzando la totalidad del cambio entre 8 y 12 semanas.

¿ES CIERTO QUE LA BICHECTOMÍA CAUSA ENVEJECIMIENTO PREMATURO?

Falso. Si bien la grasa de las bolsas de Bichat forma parte de la estructura de la cara, en los adultos otras estructuras tales como el hueso malar (pómulos) tienen un papel más importante en el soporte de los tejidos. Por esto, los/las pacientes que son candidatos/as a este procedimiento deben tener una buena estructura ósea para evitar que los tejidos blandos de la cara como la piel, pierdan su soporte prematuramente. Es por ello que es importante que el procedimiento sea realizado por un cirujano especialista en Cirugía Plástica Facial, para que evalúe cada caso.

SI SUBO DE PESO, ¿REAPARECERÁN LAS BOLSAS DE BICHAT?

No. Las bolsas de Bichat no se regeneran una vez retiradas de la cara, sin embargo la grasa subcutánea sí puede aumentar o disminuir conforme las fluctuaciones del peso del paciente, estos cambios son mínimos y por lo general los pacientes conservan el perfilamiento facial obtenido con el procedimiento.

¿PORQUÉ ES IMPORTANTE REALIZARME ESTE PROCEDIMIENTO CON UN CIRUJANO ESPECIALISTA EN CIRUGÍA PLÁSTICA FACIAL?

La importancia de esto radica en que un cirujano con el entrenamiento adecuado tiene el conocimiento de la anatomía y las habilidades quirúrgicas para:

  • Seleccionar correctamente a los/las pacientes candidatos/as.
  • Evitar complicaciones tales como infección, sangrado excesivo por lesiones a la arteria o vena facial, lesiones del nervio facial, manipulación excesiva de los tejidos, acumulación de sangre (hematomas) dentro del área intervenida o lesiones de las glándulas salivales.

Cuando se realiza la extirpación de las bolsas de Bichat por una persona no experta en el procedimiento, aumenta el riesgo de las complicaciones ya mencionadas. Es recomendable acudir con un especialista en Cirugía Plástica Facial con la expertise para valorar la estructura facial de cada paciente y hacer un plan quirúrgico individualizado de acuerdo sus necesidades.